Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxitssa periculiser ex, nihil expetendis in mei eis an pericula es aperiri de sanctis coveti dispecit.

Bajar de peso no es lo mismo que estar sano

Bajar de peso no es lo mismo que estar sano

Me escribe mucha gente pidiéndome que les de la mejor receta para bajar de peso, que cuál sería la fórmula para lograrlo rápido. La dieta, qué ejercicios hacer, cuanto cardio hacer, si la dieta militar, que ya he hablado de ella en mi canal de Youtube donde de hecho yo la hice, la probé en mis épocas de locura. También me piden algún suplemento o que les recomiende fármacos que les ayude a bajar rápido para una fiesta o que se van a la playa el fin de semana. 

Vemos por todos lados, en los medios de comunicación, en las revistas y principalmente por lo que todos estamos influenciado actualmente, las redes sociales, cuerpos que aparentemente son perfectos, o nos los pintan como perfectos, porque están delgados, marcados, tonificados. Algunos más musculosos que otros pero en la generalidad todos tienen un porcentaje de grasa muy bajo. Los hombres menos de 10% y mujeres menos del 17%. Esos cuerpos fit, son los “ideales” para muchos; y en las mismas redes, los influencers te pintan como que es muy fácil de lograr, muestran sus rutinas, su dieta, lo que hacen en el día, y tienes de dos: una que te sientas la persona más miserable que puede existir en la fase de la tierra porque pues está inalcanzable lograr el mismo estilo de vida, o que te motiven de alguna manera a estar así y seguir el mismo camino, que para mi gusto esto sería lo mejor. 

Sin embargo, muchos caemos, y me incluyo, en la comparativa, en ver en el instagram siempre cuerpos perfectos y de algún modo inalcanzables. Entre más les das scrolldown a tu pantalla más encuentras y te das cuenta de que no eres suficiente, y que necesitas más y más. Créanme que aún estando en el tercer piso de la vida me sigue pegando, aunque trato de sentar cabeza después y decir “ a ver espérate” no te has considerado varios factores en esto.

  1. No sabes qué tanto photoshop o retoque ha utilizado esa persona en su foto. 
  2. En qué momento del día se la tomó, cambia si fue a primera hora de la mañana.
  3. Si lleva 18 horas de ayuno o un día completo.
  4. Qué tipo de luz está utilizando.
  5. Si se deshidrató una noche antes solo para tomarse esa foto.
  6. Hace cuánto tiempo se la tomó, tal vez estaba en su mejor momento fitness.
  7. Tampoco sabes qué dieta exactamente lleva.

Por otro lado, hay que ser bien claros en que estar así de rallados, secos y marcados no necesariamente tiene que ser una persona saludable. Para empezar ¿Qué es ser saludable?

Según la OMS la salud es un estado de perfecto (completo) bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad”. La SALUD , según la definición que la OMS hace del término, es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. 

En ningún momento se mencionó el término “que se te vean los cuadritos”, “tener los brazos marcados”, “verte como modelo”. Todo eso se vale, si, pero en un balance adecuado sin caer en excesos, complejos y brutalidades. 

Todas esas personas que vemos con abdómenes mega definidos, sin nada de grasa puede ser por varios factores:

  1. La genética los beneficia, que sean ectomorfos. Una persona ectomorfa en muy difícil que gane grasa y con la ayuda de ejercicio y una alimentación donde exista un exceso de calorías lo va a llevar a verse más músculos sin ganar tanta grasa. 
  2. No sabemos qué dieta llevan con exactitud. Puede que se estén matando de hambre y eso no lo sabemos a ciencia cierta, si se ven mega marcados.
  3. La grasa es importante. Mantener un porcentaje de grasa demasiado bajo puede ser no beneficioso. Es importante estar en el caso de las mujeres debajo del 25% a 30% dependiendo de la edad porque a partir de este porcentaje se considera sobrepeso pero menos de 17% las mujeres podemos perder la menstruación, y eso es un signo de no estar saludable. Un hombre debe estar debajo de un 18%, pero menos del 8% o 6% también puede tener problemas hormonales, caída de pelo. 

Las dietas extremas, o dietas yo-yo pueden ayudar a bajar el peso de una forma rápida, perder la grasa que queremos en pocas semanas, pero estamos comprometiendo la salud, y dañamos nuestro metabolismo porque el cuerpo siempre tiene a la homeostasis, es decir el equilibrio óptimo en el cual pueda funcionar. Si le quitamos muchísimas calorías de un jalón va a tener que comprometer algo y en este caso sería la tasa metabólica basal, y quemarás menos calorías en reposo por realizar este tipo de dietas locas. Y una persona que pierde muchísimo peso, está flaquísima o incluso super marcado no necesariamente está saludable, por el contrario puede tener muchas deficiencias nutricionales por las dietas restrictivas a las que se ha sometido. 

Y lo notas perfectamente en la cara, en la piel, cuando una persona tiene una piel bonita, como un “glow”, está fit, pero tampoco exagerada, y te pones a platicar con esa persona o lo ves comer y es la típica que pide un matcha latte, con un bowl de ensalada, salmoncito, y que va a pilates, y yoga y trata de no estresarse con tanto ejercicio si no que balancea muy bien su vida. Por otro lado puede que veas a una persona mega marcada, super seca, con un cuerpo de revista pero como decía mi abuelita “cuerpo de tentación y cara de arrepentimiento”. Se les ve la cara seca, ojerosos, con acné o muy avejentados y precisamente porque se centran demasiado en calorías calorías y no tanto en nutrirse adecuadamente. 

No es pelearte con estar fit, marcada o cualquiera que sea tu objetivo, siento que también eso se ha malinterpretado y muchos se van a los extremos con absolutamente todo, y los o las que están en contra de manera extrema sobre la cultura de la dieta y el ejercicio caen en “me acepto como soy aunque tenga 50 kilos de sobrepeso” y eso tampoco es saludable y hasta cierto punto me parece derrotista, y buscar una zona de confort donde no debería de haberla.

A lo que voy con todo esto es que debe existir un balance entre estar fit pero sin caer en los excesos para estar de competencia o de portada de revista porque vienen desórdenes alimenticios, desbalances hormonales, pérdida de pelo, piel maltratada, acné por lo mismo, etc, etc. Ni tampoco conformarse con “ay ya estoy con 20 kilos arriba de mi peso ideal saludable no importa porque existe el self-acceptance movement” que está bien el movimiento, pero hay que tomarlo con un granos de sal porque no es aceptar un sobrepeso que te puede traer enfermedades como diabetes, hipertensión, problemas de la tiroides a la larga. 

Etiquetas:
,
Sin comentarios

Publicar comentario